congreso

Durante los pasados 29, 30 y 31 de octubre de 2015, se ha celebrado en el Hotel Auditorium de Madrid el XIII Congreso de Escuelas Católicas, que llevaba por nombre “SABEMOS EDUCAR. Libertad y compromiso.

A este congreso han acudido más de 1.800 personas de todos los colegios de Escuelas Católicas de España. Entre ellos, hemos representado a los colegios de la provincia, Antonio Jiménez (Director Titular del Colegio San Vicente de Paúl de Las Palmas) y Raúl Muñoz (Director Académico del Colegio San Vicente de Paúl de Barakaldo). Allí nos hemos encontrado con gente muy cercana a nosotros y que hacía tiempo que no veíamos (Ana María que dejó su querido colegio de Sestao para ser Provincial de su congregación, Carlos comercial exEducamos, Begoña auditora ISO Eduqatia y un buen número de Hijas de La Caridad) y también hemos podido conocer a muchos otros compañeros de diferentes provincias de España y con las mismas inquietudes educativas que nosotros (Gabrielistas, Teresianas, Carmelitas, Claretianos, Salesianos…).

En total han sido 11 grandes ponencias de temas muy diversos y de rabiosa actualidad. No os voy a hacer un resumen de cada una, para no aburriros, pero sí os dejo este enlace para que las podáis visualizar y disfrutar de ellas. Todas merecen la pena.

https://www.youtube.com/watch?list=PLiK-1Y3aDJQhCc7hKS0735Jc7VpTU12FD&v=g2l1EG6r06k

Tras una seria y cuidada presentación del congreso a cargo de las autoridades oportunas, Secretario de Estado de educación incluido y los buenos deseos del Papa Francisco enviados por carta, inauguró el mismo uno de los más prestigiosos violinistas del mundo, Ara Malikian, que nos regaló una pequeña muestra del don que Dios le ha otorgado y él ha cultivado con su esfuerzo y dedicación, junto con varios alumnos del Colegio Nazaret Oporto de Madrid. Impresionante. Comenzamos el Congreso con el auditorio en pie y las manos ardiendo de aplaudir. Listón muy alto para comenzar, ¿serían capaces de mantenerlo? Pues sí.

Durante tres días hemos aprendido, compartido y debatido sobre el compromiso de la escuela católica, teniendo como núcleo central del congreso la libertad de enseñanza ante la vuelta a nuestra sociedad de proyectos estatalizadores. Una escuela católica cuyos referentes son la libertad, la equidad y la calidad, basándose en el pluralismo, la inclusión y la innovación. Con un compromiso inquebrantable con las familias, defendiendo la elección libre de centro escolar, en una constante tarea de transformación y cambio, para dar respuesta a las necesidades de nuestros grupos de interés, desde nuestros idearios (que son los que justifican la existencia de nuestros centros y su financiación), teniendo en el centro del proceso de aprendizaje al alumno y transformando el rol del docente.

Desde aquí se requiere a nuestros docentes que vivan el compromiso de la Verdad que se quiere transmitir para construir una escuela que brilla. La gente no busca lo que haces, sino cómo les haces sentir. Sólo las experiencias emocionantes forman parte de nuestra biografía. La gente lo que busca son experiencias no productos. En nuestros colegios debemos ser arquitectos de emociones, generando en nuestros alumnos experiencias memorables que construyan sus biografías (Jesús Alcoba). Sin perder nuestra identidad, siendo trasparentes y con mucha creatividad.

Otro de los temas que ha sido recurrente es el “Marketing Educativo”. Sabemos Educar pero no sabemos venderlo. Nos han enseñado que cada palabra tiene consecuencias pero cada silencio también. Estar presentes, que se nos vea en la sociedad, en la iglesia, en las instituciones públicas, en los medios de comunicación, en las redes sociales…

El tercer tema tratado en profundidad ha sido el de la financiación de la escuela concertada. ¿Sabías que en España el gasto público por alumno en un centro privado es el 39,7% de lo gastado por alumno en un centro público?

De las tres ponencias que han versado sobre concertación y gratuidad que podéis ver en el enlace anterior me gustaría resaltar una frase del economista Jose María Gay de Liébana, al cual muchos conoceréis por sus intervenciones en radio y televisión: “financiación atendiendo al sujeto”.

Como conclusiones me gustaría destacar las siguientes frases que he podido anotar durante este enriquecedor congreso: Las escuelas no pueden continuar como antes; la escuela es la unidad del cambio social; cualquier maestro en su aula puede generar cambios; adaptemos la escuela al niño no el niño a la escuela; aprendizaje activo colaborativo centrado en el alumno; más de lo mismo no es suficiente; relación familias, escuela, comunidad; marketing educativo; redes sociales; ser atractivos y ser virales. ¿Qué hay más contagiosos que la ternura, la esperanza, el humor, la alegría, la salud, la curiosidad, la solidaridad?

Y desde los colegios católicos no tener reparos en reconocer que:

“Sabemos Educar. Libertad y Compromiso”.