Con gran sentimiento, comunicamos a los miembros de la comunidad educativa el fallecimiento de Don Alberto Lodeiro (¡descanse en paz!).
La enfermedad, a la que Alberto se enfrentó con fortaleza, no le impidió participar en los últimos meses en el Consejo Escolar y en diversas videoconferencias del Colegio. Con generosidad ha dedicado tiempo y materiales a los alumnos, así como a los profesores que le sustituían.
Su trabajo y dedicación al Colegio es bien reconocido por todos: en la docencia, en la jefatura de estudios, en el equipo directivo, en la orientación a los alumnos y familias y en las mejoras continuas por la gestión de la calidad del Centro.
 
 
La Entidad Titular, el Equipo Directivo, el Consejo Escolar, los alumnos, los compañeros profesores y todo el `personal de administración y servicios del Colegio expresamos nuestra solidaridad a la familia de Alberto, especialmente a su esposa y a sus hijos.
Como Colegio católico que somos, ofrecemos nuestra oración al Señor por su eterno descanso. 

Por esta intención, en la Iglesia del Colegio, celebraremos la Eucaristía el próximo viernes, día 25, a las 13 horas.