Así se han mostrado los 59 alumnos de 1º y 2º Bachillerato de nuestro colegio que han participado durante el viernes 22 y el sábado 23, en la campaña de recogida de alimentos (FESBAL), poniendo su granito de arena e interiorizando valores de solidaridad y apoyo hacia los más necesitados.

Somos solidarios, a tenor de las millonarias cifras de recogida de las anteriores campañas y podemos presumir de ser los europeos más generosos: la Gran Recogida de Alimentos en España consiguió en 2018 prácticamente la mitad de los kilos que se recogieron en Europa en la misma iniciativa.

Sin embargo, este año, la Federación Española de Bancos de Alimentos junto a los 55 Bancos de Alimentos asociados han apelado a que durante esos días, 22 y 23 de noviembre, nos sumemos de nuevo a la 7º Gran Recogida Anual con la vista a ser “solidarios, pero con todas las letras”: Porque a pesar de que la sensación general en la población es de que la bolsa de pobreza ha ido disminuyendo, la situación real es que esta pobreza se está cronificando y que el reducto de vulnerabilidad que queda es el peor: pocas menos bocas que alimentar, pero más pobres todavía.

 El objetivo de la Gran Recogida de este año es alcanzar la misma cantidad de millones de kilos de alimentos no perecederos obtenidos en pasadas ediciones. Para conseguir esta meta, los Bancos de Alimentos han precisado, además del generoso apoyo ciudadano y la difusión en los medios de comunicación y en las redes sociales, sobre todo la siempre desinteresada implicación de su principal motor: los voluntarios.

Han hecho falta unos 120.000 voluntarios que, de forma generosa y altruista, han dedicado 4 horas de su tiempo a motivar al público a hacer sus donaciones e informarles sobre el tipo de alimentos que más se necesitan para la cesta básica.

Una vez más, esta Gran Recogida Anual de Alimentos 2019 se apoya en la solidaridad y en la necesidad como sus dos pilares fundamentales. Esta macrocampaña que lanzan los Bancos de Alimentos es una llamada al compromiso solidario de la ciudadanía: al generoso y desinteresado esfuerzo de los voluntarios y donantes, a la colaboración de productores y fabricantes, a la de empresas de logística y de transporte, a la de fundaciones, cooperativas del campo e instituciones públicas y privadas que hacen donaciones en especie y apoyos corporativos de voluntariado, así como a la invaluable asistencia de las cadenas de distribución que realizan aportaciones de alimentos no perecederos, apoyo en la organización de la campaña y facilitan todo tipo de materiales, además de a los medios de comunicación que difunden los mensajes.  

Necesitamos que todos sin excepción seamos SOLIDARIOS CON TODAS LAS LETRAS.

Fuente: www.fesbal.org