NUESTRO OBISPO ANTE LA MUERTE DE AMAIA EGANA, DOMICILIADA EN LA PARROQUIA.

En un correo electrónico que ha enviado el Sr. Obispo a la Parroquia dice:

«me gustaría que transmitieras a la familia
y a los parroquianos lo siguiente»

1. Me ha causado gran consternación y dolor enterarme de la muerte de Amaia Egaña. Inmediatamente he pedido a Dios por ella y su familia. La Eucaristía que he celebrado a primera hora de la tarde ha sido en sufragio de su eterno descanso.

2. Me uno muy sinceramente al dolor de su familia. En nombre de la diócesis les quiero mostrar nuestra solidaridad con ellos y nuestra cercanía en estos momentos de dolor y angustia, poniéndonos a su disposición.

3. Una vez más denunciamos la injusticia que suponen estos desahucios, que dejan a las familias que pasan especial dificultad sin el hogar que las custodia y acoje.

4. También una vez más instamos a administraciones e instituciones implicadas que arbitren con urgencia los mecanismos para que estas situaciones no se vuelvan a repetir y den soluciones prácticas y eficaces a tantas miles de familias que están viviendo una situación similar de angustia y desesperación ante el riesgo de perder su casa.
Con un abrazo fraterno en el Señor.

+ Mario Iceta
Obispo de Bilbao