Desde estas páginas deseamos a toda la Comunidad Educativa y a todos los feligreses de las Parroquias de El Carmen y San Ignacio un buen año 2008. Que seamos capaces de mejorar no sólo a nivel personal o familiar sino, también, de hacer un poco más felices a los demás. Todo ésto no es fruto del azar o de la suerte sino del trabajo y del esfuerzo de cada día. Que Dios bendiga este trabajo y nos dé fuerza para mantenerlo.