02_25jun2013Cáritas Barakaldo, Acción Católica General de Barakaldo Centro y Periferia, Centro Asesor de la Mujer Argitan, la Asamblea de Parados y la plataforma Berri-Otxoak han presentado sus propuestas para «paliar las situaciones de pobreza» en Barakaldo. Estos colectivos han exigido a los partidos políticos que se comprometan a aplicar esas propuestas entre las que se encuentra destinar fondos suficientes en el presupuesto para atender todas las peticiones de ayudas sociales. También exigen que no se aplique «ningún recorte social, y menos aún para el acceso y mantenimiento de la vivienda habitual». Otras propuestas de estos colectivos son la creación de un parque municipal de viviendas en alquiler social para las familias afectadas por los desahucios de su vivienda habitual y «mayor implicación en la creación de empleo digno» para que «posibilite su salida de la pobreza» a las personas en paro.
PROPUESTAS PARA PALIAR LAS SITUACIONES DE POBREZA EN BARAKALDO
Día a día vemos como aumentan las dificultades de las familias de nuestra localidad para poder llegar a fin de mes. Se puede decir que vivimos una auténtica situación de emergencia social. Así, en el transcurso de este año cerca de 5.000 personas se han acercado al Banco de Alimentos de Barakaldo. El comedor social de Cáritas está sirviendo entre 60 menús diarios. A lo que debemos añadir una alta tasa de desempleo: 15.500 personas demandan un empleo en nuestro municipio; hay que tener en cuenta que las personas desempleadas que participan en proyectos de inserción socio-laboral, realizan curos de formación o desarrollan procesos educativos no se las incluye en las listas del paro de Lanbide o el SEPE. A lo que hay que sumar el constante incremento de las situaciones de precariedad laboral.
Sin embargo, y en una situación de grave crisis económica como la actual, el Equipo de Gobierno decidió para este 2014, y por cuarto año consecutivo, congelar el presupuesto destinado a las Ayudas Económicas Municipales; endurecer los requisitos de acceso a las Ayudas de Emergencia Social -contraviniendo hasta la normativa del Gobierno Vasco que regula estas ayudas-; o reducir las cuantías a percibir por las familias del municipio para poder garantizar sus necesidades más básicas: vivienda, educación y atención sanitaria. Todo ello cuando desde el propio Departamento de Acción Social se reconoce un crecimiento de las solicitudes presentadas ante el consistorio.
Año tras año, algunos cientos de familias barakaldesas (a las que se reconoce su situación de extrema necesidad o que sufren situaciones de vulnerabilidad social), ven reducida la ayuda que les corresponde -o ven denegadas sus solicitudes-, ya sea por agotamiento de la partida presupuestaria o por los recortes introducidos por el Equipo de Gobierno en la normativa municipal.
Por todos estos motivos, los colectivos abajo firmantes queremos exponer que:
Las “Bases Reguladoras para la Concesión de las Ayudas Económicas Municipales” establecen que “Teniendo en cuenta que los recursos en concepto de Ayudas de Emergencia Social competencia del Gobierno Vasco se tornan insuficientes para atender la demanda de ayudas a las familias del municipio, el Ayuntamiento de Barakaldo establece anualmente una partida económica con el objetivo de poder atender las solicitudes que no han podido ser satisfechas con la consignación presupuestaria del Gobierno Vasco”.
A falta de mejores instrumentos en la lucha contra el paro, la pobreza o los desahucios, las Ayudas Económicas Municipales constituyen la única tabla de salvación para las familias barakaldesas sin recursos económicos suficientes para cubrir sus necesidades más básicas.
Por eso pedimos a los grupos políticos del Ayuntamiento que adopten los siguientes compromisos
1. Garantizar los fondos económicos suficientes para atender todas las solicitudes -evaluadas y justificadas por los servicios sociales-, de forma que ninguna familia se quede por falta de presupuesto sin la ayuda que le permita cubrir sus necesidades en materia de vivienda, educación, atención sanitaria…
2.- La no aplicación de ningún recorte social; y menos aún para el acceso y mantenimiento de la vivienda habitual. En concreto, este pasado 14 de julio y a través de un Decreto de Alcaldía (n. º5482) se decidió recortar en un 50% las ayudas económicas municipales para pago de alquiler e hipotecas.
3.- La creación de un parque municipal de viviendas en alquiler social para aquellas familias afectadas por los desahucios de su vivienda habitual. Puesta a disposición de estas familias de las viviendas municipales, o de “Protección Local”, que el consistorio mantiene vacías –y sin ningún uso-.
4.- La atención a las familias ha de ser antes de un mes; para que puedan cubrir sus necesidades de forma inmediata. Para ello se debe ampliar el personal destinado a los servicios sociales municipales.
5. Mayor implicación en la creación de empleo digno para las personas en paro del municipio, y que posibilite su salida de la pobreza. Para ello se debe poner en marcha de una bolsa de trabajo municipal que gestione de manera transparente el empleo existente o generado en los servicios, empresas y subcontratas municipales; además del creado por los planes de empleo de otras administraciones.
Cáritas Barakaldo, Acción Católica General de Barakaldo Centro y Periferia,
Centro Asesor de la Mujer “ARGITAN”, Asamblea Parad@s y Berri-Otxoak.