biblioteca

Por fin se despejan las dudas de los cerca de 15.000 estudiantes vascos que este año cursan primero de Bachillerato. El año que viene no harán la reválida prevista en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) sino la Selectividad. Este es, a día de hoy, el horizonte con el que trabaja oficialmente el Gobierno vasco. El Departamento de Educación acaba de remitir a los centros educativos la resolución que regula el calendario escolar para el curso 2016-2017. En él se señala que en Bachillerato el periodo comprendido desde el 22 de mayo al último día lectivo de junio se dedicará a realizar las evaluaciones finales de la convocatoria ordinaria y la entrega de notas, así como a “la impartición de las clases que estarán destinadas a la preparación de las pruebas de Selectividad”, que la Lomce elimina en 2017.

La resolución de la Viceconsejería de Educación (7 de marzo) que dicta las normas que deben cumplir los institutos vascos a la hora de confeccionar el calendario del próximo curso, concuerda con las manifestaciones efectuadas el martes por la consejera de Educación, Cristina Uriarte. En declaraciones a DEIA, Uriarte reiteró la oposición del Gobierno vasco a la implantación de las reválidas que plantea la Lomce al final de ESO y Bachillerato para obtener los títulos en ambas etapas. Para Educación, la reválida de Bachillerato -cuyos contenidos establecerá el Ministerio para todo el Estado- continúa siendo “una línea roja para este Gobierno”. Y el Gabinete Uriarte así se lo hará saber al ministro Íñigo Méndez de Vigo en la nueva ronda de contactos que el Ministerio abrirá a finales de semana con las Comunidades Autónomas para definir las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato.

“El ministro De Vigo no nos va a encontrar como compañeros de viaje”, señaló Uriarte, quien recordó que su Departamento está trabajando en un modelo propio de educación, a través del plan Heziberri 2020, que no contempla una reválida única en Bachillerato para la obtención del título. En este sentido, la responsable de la escuela vasca dijo: “Nosotros seguimos desarrollando nuestro sistema educativo, nunca hemos planteado nada de reválidas en esos términos”. Pese a que en septiembre entró en vigor la Lomce en 1º de Bachillerato, el Gobierno vasco aún no ha dado luz verde oficialmente al decreto del Currículum Vasco que regula este ciclo educativo. Tampoco se conoce a ciencia cierta la letra pequeña de la redacción final del decreto ya que ha habido varias modificaciones en los borradores. No obstante, la última redacción del proyecto de decreto que establece el currículum de Bachillerato y se implanta en la CAV cuenta con el visto bueno del Consejo Escolar de Euskadi. Y lo hace, precisamente, porque “minimiza la aplicación de los que, a juicio del Consejo, constituyen los aspectos más negativos de la Lomce, concretamente, la prueba selectiva para obtener el título de Bachiller”.

En su dictamen del 17 de noviembre de 2015, el pleno del máximo órgano de representación de la escuela vasca destaca que la normativa vasca elude hablar de la prueba selectiva al finalizar el Bachillerato para la obtención del título y se limita a señalar que para obtener el título el alumnado se deberá someter a una evaluación individualizada “en la que se comprobará el grado de adquisición de las competencias correspondientes”. Y el apartado 3 establece que la evaluación “constará al menos de la modalidad cursada y de la calificación final de Bachillerato”. Es decir, como se viene haciendo hasta ahora. No habrá una reválida única. Si no hay cambios.

Idoia Alonso

Tomado de DEIA.es