ASD

El papa Francisco hizo repartir sacos de dormir y pequeños regalos entre las personas sin techo en Roma durante el Vía Crucis del Viernes Santo en Roma, informó el Vaticano.

El limosnero vaticano, Konrad Krajewski, recorrió las calles junto con voluntarios y personas sin hogar y fue repartiendo los paquetes entre aquellos que encontraban durmiendo en la calle, indicó DPA.

La acción se produjo en «unidad espiritual» con el Vía Crucis que se realizaba simultáneamente en el Coliseo de Roma, en el que Francisco y decenas de miles de fieles recordaron los sufrimientos de Cristo.

El grupo hizo su propio «Vía Crucis por la ciudad», realizó unas 100 paradas y estuvo fuera hasta después de la medianoche, se indicó.

El Papa está muy comprometido con las personas sin techo y para los que viven en la calle cerca del Vaticano instaló duchas, baños, un alojamiento y un peluquero. También hace repartir de manera regular sacos de dormir y otros enseres.

Francisco condenó en el marco del Vía Crucis la indiferencia frente a los necesitados, frente a los que huyen de la guerra como los refugiados, y también el terrorismo. «Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los fundamentalismos y en el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia», dijo el pontífice.

Esta noche las celebraciones de la Pascua católica continuarán con la Vigilia Pascual, en la basílica de San Pedro, en la que tradicionalmente se espera en penumbra la resurrección de Cristo en el Domingo de Pascua.