asdEl Papa Francisco ha denunciado este domingo la «intolerable brutalidad» cometida contra los cristianos y los miembros de otras minorías en Irak y Siria por parte del grupo terrorista Estado Islámico, según ha informado Radio Vaticana. «No cesan, lamentablemente, de llegar noticias dramáticas desde Siria e Irak, relativas a violencias, secuestros de personas y abusos contra los cristianos y otros grupos», ha sostenido en Pontífice.

«Queremos asegurar a las personas involucradas en estas situaciones que no las olvidamos, sino que estamos cerca de ellas y rezamos insistentemente para que lo antes posible se ponga fin a la brutalidad intolerable de la cual son víctimas», ha agregado.

«Pido a todos, según las propias posibilidades, de trabajar para aliviar el sufrimiento de cuantos están en la prueba, a menudo solamente por la fe que profesan. Recemos por estos hermanos y estas hermanas que sufren por la fe en Siria y en Irak. Recemos en silencio», ha remachado. Las palabras del Papa Francisco han tenido lugar el mismo día en el que la formación yihadista ha liberado a 19 cristianos asirios de la localidad de Tal Koran, en la provincia de Al Hasaka, de los 56 que fueron secuestrados el pasado 23 de febrero. Además, se espera que en las próximas horas sean liberados otros 28, tal y como ordenó el sábado un tribunal islámico. Los nueve restantes seguirán en manos del grupo yihadista. No obstante, el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos ha denunciado que más de 200 asirios continúan secuestrados por el Estado Islámico. La mayoría fueron capturados en la ofensiva que los milicianos suníes lanzaron el mes pasado sobre más de una decena de localidades habitadas por esta minoría cristiana cerca de Al Hasaka. Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han denunciado que el Estado Islámico está llevando a cabo una limpieza étnica y religiosa entre aquellos que se niegan a jurar lealtad a su autoproclamado califato.

Tomado de www.larazón.es