image_galleryAlrededor de medio millar de alumnos de 3º y 4º de Primaria de 21 centros educativos han mostrado en la Herriko Plaza, un año más, la solidaridad de la comunidad educativa barakaldesa. El XIV Rastrillo Infantil Solidario se ha vuelto a convertir en un punto de encuentro en el que juguetes usados han logrado una segunda oportunidad para alegrar a otros niños, a la vez que se recaudaba dinero para un proyecto educativo en Chad de la mano de la ONG Alboan. Esta organización pretende construir aulas para dar clases a los niños en los campos de refugiados y parte de ellas se levantarán con lo recaudado por la venta de los juguetes que se han recogido en los centros educativos barakaldeses en las últimas semanas. Por la plaza no han dejado de pasar familias en busca de algún regalo para sus hijos, sobrinos o nietos, mientras en las casetas niños y niñas se esforzaban en vender todos los juguetes, libros o películas. También buscadores de algún juguete «retro» con el ánimo de recordar sus años de infancia.
Tomado de www.barakaldodigital.com