Los expertos han alertado, también, que mientras tanto las previsiones muestran que en España el 37 por ciento de los hombres y el 33 por ciento de las mujeres serán obesos en 2030.

La importancia de la actividad física centra hoy el simposio «Actividad física y ejercicio: elementos necesarios en un estilo de vida saludable», que se celebra en el marco del XIV Congreso de la Sociedad Española de Nutrición (SEN).

Para los especialistas congregados en el simposio la «clave» está en el equilibrio energético y el cambio de hábitos de vida, ha informado la organización en un comunicado.

Según el doctor Pedro J. Benito Peinado, profesor de Fisiología de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid, se debe equilibrar el gasto energético con el consumo de calorías y comprender que «la obesidad es una patología que puede ocasionar otras enfermedades graves».

Ya que «no existen alimentos buenos y malos, sino dietas más o menos adecuadas», ha dicho, al tiempo que ha agregado que se trata de cambiar los hábitos de vida, una transformación que no sólo pasa por realizar una alimentación equilibrada sino por incorporar a diario la práctica regular de actividad física.

Según este experto, el 39 por ciento de los españoles tiene sobrepeso y un 14,5 por ciento padece obesidad, porcentajes que irán en aumento en los próximos años.

«Se trata de un problema de salud responsable del 8 % del gasto sanitario total en España», ha subrayado.

Pero a pesar de las «numerosas evidencias científicas» sobre los efectos positivos y beneficios para el organismo derivados de la actividad física, entre un 70 y 80 por ciento de la población escolar española no realiza suficiente ejercicio.

Por su parte, el catedrático de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Casajús, ha señalado que para combatir esas cifras es necesario el «esfuerzo» conjunto de la familia, los docentes y el personal sanitario especializado, para realizar un abordaje multifactorial del problema.

Entre las propuestas planteadas en el simposio por los expertos, para contribuir a invertir las cifras actuales de obesidad en niños y jóvenes, se encuentran la puesta en marcha de iniciativas atractivas para los más pequeños, la dosificación de las nuevas tecnologías, potenciar la educación física en los centros escolares, y dotar a las ciudades de infraestructuras adecuadas para la práctica de transporte activo.

Tomado de LA RAZÓN